Me dices...

¿Me quieres mucho? Me dices...
Te quiero como la aurora añora la noche que se marcha,
como el río que anhela llegar a la mar, 
que da sentido a su vida.

Tus ojos cuando me interrogan,
son dos luceros que iluminan el crepúsculo de mi atardecer.

Eres como una corriente viva,
que abraza la vida, 
igual que me abrazas tu a mi.

Eres un suspiro en el viento,
que me trae canciones de alegría,
cual golondrina, aviones y vencejos en primavera.

Te veo y mi corazón sonríe.
A sabiendas que jamás podre asir tu talle,
tan solo apenas,
desearte en lo mas profundo de mi corazón.

Tan solo tienes la edad de la efervescencia juvenil...

Free photo stock

Comentarios

  1. Y en la sinceridad de la declaración está el toque romántico, vital y emotivo.
    Precioso poema, Rafael.
    Un lujo leerte en esta mañana luminosa.

    Mil besitos con cariño y feliz día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ana, por captar la sutileza del mensaje.

      Te deseo una feliz semana, que ahora comienza.
      Abrazos!

      Eliminar
  2. Buenas Rafael , pensé leer la continuación de tu anterior relato que nos dejaste en ascuas ajjaj , pero leo un bello poema lleno de esa inocencia y ternura de juventud , y de ese amor que aunque sabes que para uno paso al menos le queda la hermosura de contemplar el amor .
    Un fuerte abrazo y una bonita tarde de domingo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja Ángeles, me halagas con la espera de la segunda parte de "Airport". La verdad es que estaba escrita, pero como tantas otras cosas de escritor, pues bueno, acabó en la basura.
      Así que ahora tengo que rehacer la historia. No tradaré, te lo prometo.

      Besos y abrazos para toda la semana.

      Eliminar
  3. Precioso poema, que además de ser sensual tiene una ternura que nos deja tan bien,despùes de leerte.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias Luna Roja por acercarte hasta este rinconcito.

      Me alegro que te haya gustado el poema, captando esa ternura que se adivina tras las palabras, como un anhelo de algo inalcanzable, por su belleza, juventud e inocencia.

      Me alegra tenerte por aquí. Besos.

      Eliminar
  4. Un dulce poema y además tierno que nos dejas entres suspiros al viento, preciosos tus versos, un placer leerte.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias María por acercarte hasta aquí.

      Agradezco tus palabras y me gusta eso de "...suspiros al viento" jajaja.

      Merci y fuerte abrazo.

      Eliminar
  5. El deseo es libre, y soñar, y anhelar... Ese giro al final nos dice que no hay posibilidad de que ese deseo se consume, pero qué importa, lo que importa es sentir así de bonito.
    Hermoso y romántico, Rafael.
    Un beso,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Tesa por tus palabras,
      eres un amor.

      Besos y abrazos para todas las que te habitan.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares